Realice el montaje del stand con tiempo, no deje que ningún elemento quede por fuera para que empiece la feria con el pie derecho y sin contratiempos. Durante toda la feria, la actitud y la atención debe ser importante en la atención a clientes que se acerquen al stand, la presentación personal de los anfitriones debe ser impecable.

20 minutos son suficientes para realizar una excelente exposición de un producto, así se garantiza una mayor atención al público y el aprovechamiento óptimo del stand. Elabore una base de datos de los clientes para posteriormente realizarles un seguimiento. Después de terminada la feria, el paso a seguir es el desmontaje del espacio, para ello planifique la fecha y la hora para realizar la labor.